La carrera del SEO

De SEO

Si, lo has adivinado. Este texto habla de SEO. Es verdad que internet está plagadita de páginas que tratan el tema, que aconsejan estrategias para ganar posiciones en los resultados de las búsquedas, que explican lo que Google  considera correcto y lo que no, lo que podría ayudarte a escalar puestos y lo que podría perjudicarte…

Y no es difícil adivinar que este texto también habla de DESEO. Porque todo el que deposita ilusión en un proyecto desea verlo funcionar. Pero cuidado, porque muchos parecen empeñados en crearte una crisis existencial diciéndote que no existes si no estás en internet, o en la primera página de Google, o en Facebook o en cualquier otra plataforma social… y claro, supongo que querrás existir.

Google solo devuelve 10 resultados en su primera página, así que existir te va a costar lo tuyo.

¿Quieres ser de los primeros? Sé único.

Pretender alcanzar las primeras posiciones de Google, si acabas de llegar y perteneces a un sector con una competencia normal es, cuando menos, iluso.

Es verdad que encontrarás a “profesionales” que se aprovecharán de tu deseo y te dirán lo que quieres escuchar, prometiéndote colocar tu página en los primeros puestos. Y no es que esto no pueda conseguirse, pero en internet, como en la vida misma, el camino para destacar en algo consiste en diferenciarse de la competencia, aplicar una buena estrategia enfocada al resultado y dedicar tiempo y esfuerzo en crear contenidos únicos y útiles.

Desconfía de los que dicen que hacen SEO y crean contenidos de pésima calidad y nula utilidad, enfocados exclusivamente a recopilar palabras clave con la errónea idea de que eso mejorará la posición en los buscadores. El algoritmo de Google, cambiante y en continua evolución, es cada vez más “inteligente” y capaz de detectar y penalizar este tipo de contenido. Si bien todavía está lejos de ser perfecto, está claro cual es su tendencia.

¿Quieres que lleguen a ti? Llega tú a ellos.

Puedes hacer lo que quieras, pero mi consejo es que no crees contenidos porque piensas que Google los va a valorar, sino porque piensas que los van a valorar tus visitantes. De nada sirve aparecer en las primeras posiciones si estos enlaces conducen a contenidos de bajísima calidad y van a provocar que tu visitante prefiera saltar a la siguiente opción que le ha dado el buscador.

Piensa en tus visitantes y crea contenidos que les interese y les ayude. Sé natural y evita el texto escrito para buscadores. Los títulos y las negritas sirven fundamentalmente para estructurar el texto y reforzar las ideas principales, no para acumular palabras clave.

Al final son las personas las que validarán tu web y van a usar tus servicios o comprar tus productos. Miedo me da pensar en cómo quedaría “Cien años de soledad”, por poner un ejemplo, si lo retocara algún “experto” en SEO.

¿Quieres que te localicen? Encuéntrate.

La naturaleza de tu negocio influirá directamente sobre las estrategias de comunicación que necesitarás plantear, y también sobre las estrategias de posicionamiento. Ambas deberían ser fruto de un análisis profundo, ya que no existe un método universal aplicable a cualquier tipo de web, empresa o actividad.

Si alguien te ofrece algo parecido a “un paquete básico de posicionamiento por XX euros” te aconsejo que lo mires y remires bien ( en especial si XX no es un número muy alto). Ya he visto demasiadas veces como malas estrategias SEO han supuesto un perjuicio para la web que debían ayudar a posicionar.

Piensa en el producto que ofreces, dónde está tu público y qué busca. Imaginemos tres ejemplos de negocios localizados en Málaga: un empresa dedicada al alquiler turístico vacacional, una tienda online que vende perfumes y cosméticos, y un restaurante con servicio a domicilio. Aunque las tres están ubicadas en la misma ciudad van destinadas a públicos muy diferentes. La primera no tiene clientes locales y debería esforzarse en llegar a gente de fuera, especialmente extranjeros. La segunda, en nuestro ejemplo, pretende alcanzar al público nacional. Los clientes de la tercera residen en la localidad. Es bastante obvio que cada una necesita una estrategia diferente enfocada a sus clientes.

¿Quieres resultados? Analízalos a fondo.

El orden en que Google devuelve los resultados de una búsqueda depende de muchos factores. Entre ellos, Google usa la geolocalización para priorizar resultados cercanos. También tu historial de búsquedas ayuda a obtener conclusiones sobre tus preferencias y ofrecerte resultados más acordes a ellas. Ambos comportamientos pueden resultar útiles pero en algunas ocasiones pueden inducir a engaños.

Imagina la empresa de alquiler turístico del apartado anterior. Supongamos que su “especialista SEO” le muestra que ha logrado que aparezca una página en una posición aceptable buscando los términos “Holiday apartment in Malaga” (recuerda que la mayoría de sus clientes potenciales son extranjeros). Lo que parece un logro podría ser solo una ilusión.

En mi caso he hecho una sencilla prueba con esa misma búsqueda. Primero he buscado normalmente en Google, conservando mi historial de búsquedas y usando un navegador que, como la inmensa mayoría, reporta mi localización. Luego me he fijado en alguna empresa local que salga en la segunda o tercera página (lo siento, en este sector los resultados más relevantes están copados por los grandes portales).

Después he realizado exactamente la misma búsqueda usando el navegador Tor y el buscador StartPage (que consulta en Google pero no guarda datos). Curiosamente el resultado en el que me fijé anteriormente ha desaparecido. No hay ni la menor señal de la página, y ocurre lo mismo desde cualquier país extranjero. Si la empresa quería llegar a visitantes de otros países, los resultados que se obtienen cuando realiza una búsqueda local solo le están confundiendo.

Como decía al principio, encontrarás miles de textos más o menos técnicos sobre SEO. Mi intención con éste es solo aclarar algunas dudas frecuentes y, si puede ser, evitar problemas a las muchísimas personas que seguramente están interesadas en enteder algo más sobre el posicionamiento en buscadores y prefieren que no les hablen con siglas, jerga especializada, términos técnicos o palabrería SEO.

 

Tags: